La Tablada es un Barrio

El proyecto «La Tablada es un barrio. Hacia la construcción colectiva de un Sitio de Memoria» supuso una apuesta hacia la territorialización efectiva de nuestro proceso de acompañamiento a los colectivos de memoria apoyados en la reciente aprobación de la ley de Sitios de Memoria del pasado reciente en Uruguay (2018), particularmente en el accionar sobre el Sitio de Memoria «La Tablada Nacional.»

Este proyecto continuaba así la trayectoria arrancada en Memorias Barriales, multiplicado por las condiciones del contexto de apropiación que los colectivos de memoria y vecinales habían podido llevar a cabo sobre el territorio de La Tablada. En este caso también tuvimos opción de obtener algo de financiación a partir de la «Convocatoria a Proyectos para el Fortalecimiento de Trayectorias Integrales» de la Comisión Sectorial de Extensión y Actividades en el Medio 2019-2021 (CSEAM). En el documento que presentamos para esta convocatoria (2019), el resumen decía así: 

La Tablada Nacional fue el principal Centro Clandestino de Detención Tortura y Desaparición (CCDyT) de la última dictadura cívico militar, y el lugar donde más desaparecidos fueron vistos por última vez. No obstante aún existen grandes lagunas de conocimiento respecto al funcionamiento del sitio, la nómina de personas secuestradas que pasaron por el lugar, y su imbricación y efectos sobre los barrios circundantes. Esta materialidad, ubicada en el Municipio G del departamento de Montevideo, a las afueras de la ciudad, principalmente entre los barrios de Lezica, Colón y Verdisol, se compone de un gran edificio neoclásico y un predio de 84 Ha que lo rodea. La Tablada es un barrio se fundamenta en una propuesta de trabajo que, desde un abordaje transdisciplinar, tiene como objetivo principal servir como herramienta de construcción colectiva y acompañamiento a los múltiples actores que se encuentran involucrados en el proceso de puesta en valor de La Tablada Nacional como Sitio de Memoria, así como al desarrollo de actividades que tiendan a resolver necesidades barriales.

En marzo de 2019 fue declarado oficialmente como Sitio de Memoria en función de la Ley No 19.641, tras la petición de la Comisión de Memoria de La Tablada (COMETA), asociación que agrupa a ex-presos/as y familiares de personas desaparecidas de este CCDyT, que operó entre los años 1977 y 1983. En este proceso se han involucrado variadas organizaciones vecinales, como la Asociación Tradicionalista los Troperos de la Tablada, interesadas en la recuperación del edificio y el predio, con sus propias memorias e intereses al respecto. Se reconoce así las sinergias resultantes de los distintos procesos por los que pasó el edificio y entendemos los retos para su constitución efectiva, consolidación y puesta en valor como Sitio de Memoria. Partiendo de la idea de que tan importante o más que recordar es comprender, el proyecto propone acompañar y contrastar entre las diversas lecturas del lugar de memoria de los diversos colectivos que allí concurren y crear ámbitos de encuentro, discusión y profundización de las prácticas represivas del pasado con las necesidades del presente. Para ello se recurrirá a diversas metodologías de las disciplinas que concurren (Antropología Social,
Sociología, Historia, Arquitectura, Arqueología): investigación documental, historias de vida, entrevistas semiestructuradas, mapeos colectivos, análisis sintácticos espaciales, talleres de acción colectiva; procesos, en definitiva, que potencien, por sus cruces y aperturas, los parámetros de la extensión universitaria, incorporando a estudiantes de grado en las diversas fases del mismo, y en la investigación aplicada mediante la producción colectiva de conocimiento.

El principal objetivo ha sido acompañar, mediar y co-construir junto a los agentes y colectivos sociales que están involucrados en la apropiación, consolidación y puesta en valor de La Tablada Nacional como Sitio de Memoria. Para desarrollar esta premisa trabajamos en primer lugar por la identificación de las/os agentes implicados y sus capacidades para analizar(se) y reflexionar(se) colectivamente y de manera crítica sobre la puesta en valor de La Tablada Nacional como Sitio de Memoria, incluyendo cuestiones esenciales sobre diversidad social del barrio, cuestión generacional y género. Desde el proyecto se trabajó con los barrios aledaños al predio de La Tablada Nacional, especialmente con aquellas asociaciones barriales e instituciones avalistas del proyecto, tales como:  

  • Asociación Tradicionalista Troperos de La Tablada.
  • Comisión de Vecinos por Seguridad en Villa Colón.
  • Comisión La Tablada 2018.
  • Asociación Civil La Tablada.
  • Club Deportivo y Social “4 Esquinas”
  • Centro Bosco
  • La Piedrita
  • Policlínica
  • Municipio G

En este proyecto a su vez empezamos a integrar a estudiantes de distintas disciplinas en la experiencia de construcción colectiva entre sociedad civil, instituciones y universidad a partir del caso aplicado sobre el Sitio de Memoria de La Tablada Nacional. Para estas prácticas de enseñanza utilizamos distintas modalidades de cursos dentro de la Universidad de la Republica (UdelaR):

  • En 2020 se llevó a cabo el curso de formación permanente “Materialidad y memoria. Saberes y prácticas aplicadas al estudio de los espacios represivos clandestinos de la dictadura” en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, con sede en la Casa Centenario del Centro de Posgrado. El curso se enmarcó en un campo de investigación reciente abocado al estudio de la materialidad de los espacios represivos de la última dictadura y que, en concreto, se ha centrado en la compleja interpretación de los particulares campos de concentración utilizados en el ámbito del Plan Cóndor, conocidos en la bibliografía académica como centros clandestinos, de detención, tortura y desaparición de personas. Como cierre y evaluación del curso los y las estudiantes entregaron monografías que posteriormente fueron compiladas en un libro que será publicado en el año 2022 a través de la editorial Sitios de Memoria de Uruguay (ver «Materialidad y Memoria«).

  • En Facultad de Psicología, durante los años 2020 y 2021 estudiantes de la práctica Innovación Social y experimentación de la Facultad de Psicología participaron de la sistematización de actividades vinculadas a la sub-línea barrio del proyecto dedicada al tratamiento de los asuntos concernientes al vínculo del Sitio de Memoria con los barrios subyacentes.

  • En Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, el curso para Proyecto Urbano Avanzado (PUA) en su segundo semestre de 2020, se propuso como una herramienta de análisis sobre el territorio en conflicto que surge del contacto entre el proceso de soberanía del Sitio de Memoria y otras miradas institucionales sobre la zona, y como vector de alternatividad para la generación de líneas proyectuales donde los estudiantes pudieron ser entendidos como agentes críticos del proceso constituyente. A su vez, el curso Proyecto Tema Específico (PTE) -Arquitectura del Paisaje, realizado en 2021 también incorporó la problemática del sitio de memoria sobre el territorio en su intercambio cultural-ambiental. Los trabajos de los estudiantes de estos dos cursos fueron incorporados como insumos a los contenidos de la Comisión de Sitio.

Contribuir a la divulgación del patrimonio pasado y presente de La Tablada Nacional junto a las colectividades sociales que habitan el barrio así como las externas que, aunque no lo habiten, también tienen relevancia / protagonismo en la puesta en valor del espacio.

Desde una cuestión del producto y el lenguaje, utilizamos deliberadamente las expresividades del urbanismo tradicional para cuestionarlo por sus prácticas simplificantes. Los colectivos trabajaron en las líneas de un Plan Maestro sobre las lógicas de intervención socioespaciales en La Tablada Nacional en relación al entorno barrial en el que se encuadra y su sustentabilidad a futuro.

Respecto a la gestión del sitio, tanto el – nuestro – reclamo de LA TABLADA ES UN BARRIO como el que acabó apareciendo en escena al grito de TODOS SOMOS COMETA, exponían un enorme conflicto sin resolver, como un elefante cacharrero boicoteando todas las habitaciones de la comisión, un tapón para la toma de decisiones sobre los futuros del territorio a pesar de los encuentros comunes. La pandemia tampoco favoreció esta situación pues supuso un alejamiento mayor de las posiciones corporales ya de por sí extrañas a priori: entre un grupo de militantes cuyo vínculo con el lugar respondía a una situación de excepcionalidad y total separación con el afuera, y unas vecinas victimas de un accionar violento que fue continuado en democracia. Cualquier discurso de bienintencionada integralidad institucional, llegaba como susurro frustrante para con su realidad cotidiana, ya de por sí precarizada por sus condiciones habitacionales.

Debemos añadir que los esfuerzos por el reconocimiento de una interseccionalidad como medida de vinculación se vieron fuertemente sesgados por lo que acabó apareciendo en aquellos grupúsculos con competencias de ejecución de obras materiales. Bajo el sol de «la constru», la patología patriarcal se hacía inmediatamente jerárquica, en primer lugar hacia el grupo de la comisión de sitio – así las compañeras de la comisión que no podían abordar dicha tarea de producción por fuerza, quedaban excluidas de los procesos de negociación territorial que surgían en estas instancias – y a su vez hacia los actores barriales cuya presencia esporádica se resolvía con funciones subsidiarias pagadas bajo cuerda, sin acuerdos, y siempre al orden establecido de hombres constructores militantes por esta memoria. Es realmente significativo que fuesen unas sencillas obras de mantenimiento de aquel recién recibido edificio en comodato, inabarcable, inmensurable, propenso a invasión, lo que provocasen este cisma al poder colectivo, ya de por si con una gran fragilidad. Sobra decir que A través de la complicidad de estos machos, y algunas regalías secundarias y obscuridad de informaciones.

Nuestra labor de investigación a su vez profundizó en los aportes al conocimiento acumulado acerca de las lógicas represivas territoriales desde una perspectiva multiescalar, sistematizada y georreferenciada en bases de datos abiertas relacionadas.   

En construcción.

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed